Editorial

El 30 de Abril a las 00:00…

… se producirá, como muy tarde, el fallo del I Certamen Ediciones Negras. Podéis, por lo tanto, guardar esas hoces y esas antorchas, aunque entendamos perfectamente vuestra impaciencia. No es sencillo seguir confiando en un juguete que no acaba de rodar como debiera, y se atasca en medio de la función. Nuestro proyecto es algo diminuto y tremendamente frágil: esa es su excusa, su esencia, su debe y su haber. Todo a un tiempo. Podemos quedarnos sin tiempo ni fuerzas para perseguir el calendario, como nos acaba de ocurrir con este certamen, pero también podemos hablarte en primera persona, a la distancia de una taza de café si fuera necesario, y compartir tu fiebre por la literatura. Porque también estamos enfermos de papel en blanco y exceso de tinta. Somos autores perdidos en la muchedumbre, gotas perdidas en la marea, simples ignorados. Nos gustaría alcanzar el sol, novela a novela, y reclamar asiento entre los grandes. Sin embargo, no es un camino que podemos completar con nuestra ilusión ni nuestro talento. Necesitamos del concurso de otras fuerzas, sobre las que no tenemos control, como la suerte. Y, tal vez, del apoyo de otros. De eso va Ediciones Negras. Muchos vienen en busca de cosecha, me llevo mi reconocimiento y adiós, y es una opción legítima. Sin embargo, la idea es sembrar. Dejar una semilla en la tierra, esperando que sea fértil y el tiempo sea clemente, y darle todos los mimos oportunos. Será una tarea pesada, puede que frustrante, pero no estará libre de frutos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s